Sunday, October 9, 2011


Indignados deberíamos estar todos

Comenzó con un plantón en el centro de Madrid. Mi hijo, quien vivió un año en Barcelona y que conoció de cerca la situación de sus amigos, me comentó en ese entonces que la mayoría de los indignados eran un poco vagos, pues se la pasaban quemando hashish de vez en cuando, chiripiando en trabajitos aquí y allá lo suficiente como para pagar por una patineta nueva y unas cervezas y, en general, pasando una vida sin rumbo y con poca esperanza. Luego le tocó a él. Mi hijo tiene 23 años, una maestría en diseño urbano y una frustración total de ver como en Miami los policías y los bomberos con educación de secundaria y poder sindical se han aliado con los políticos locales para asegurar salarios de más de 100 mil dólares anuales y retirarse a los 50 años con 90% del salario por el resto de su vida. Está indignado porque no hay empleo en una ciudad en la cual los bancos le dieron crédito a gente que no existía a cambio de comisiones jugosas y la transferencia de la tóxica hipoteca a un programa de rescate federal. Indignado porque ahora se las tiene que ingeniar para crear algo de la nada y poder vivir, mientras el millonario dueño del equipo de los Florida Marlins recibe como regalo por parte de la alcaldía 400 millones de dólares para pagar por un nuevo estadio. Indignado porque la clase media en general prefiere seguir viendo Dancing with the Stars que involucrarse al proceso político. Indignado porque en Miami muchos latinos no pueden esconder su racismo y le echan la culpa a Obama por los pecados generados por los blancos. Indignado porque la gente mayor que él acepta pasivamente que el sistema corporativo ha comprado a sus representantes y que ahora las ganancias de los millonarios son privadas pero sus pérdidas son públicas. Ahora se dio cuenta que sus amigos vagos eran gente como él, que están tratando de comenzar una vida profesional pero enfrentan un sistema completamente viciado y, peor aún, complaciente de la alienación de gente joven como él. Ahora él es uno de los indignados y yo lo apoyo completamente. Es hora de salir a la calle y ocupar Miami.

1 comment:

  1. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete

Note: Only a member of this blog may post a comment.